Me siento afortunada de no haber vivido el machismo - entrevista con Amparo Sánchez. Concierto: 10 de mayo de 2013, Grüner Salon - Aviva-Berlin Online Magazin und Informationsportal für Frauen aviva-berlin.de
Aviva-Berlin .
.
P
R
.
.

Futonetage
Aviva-Berlin > Interviews
   Aviva - Home
   Veranstaltungen in Berlin
   Women + Work
   Public Affairs
   Kultur
   Jüdisches Leben
   Interviews
   Literatur
   Music
   Sport
   E-cards
   Gewinnspiele
   Werben bei uns
   About us
   Frauennetze
 
  Hier suchen, oder zur Sucheseite!


AVIVA-Newsletter bestellen
AVIVA-Berlin auf Facebook
 


AVIVA wishes you a happy and peaceful New Year 2017




Happy Birthday AVIVA




Gleichstellung weiter denken. Ein Leitbild für das Land Berlin

Gleichstellung weiter denken
Mehr Infos unter:
www.gleichstellung-weiter-
denken.de



<< Kleine Suche
Nutzen Sie gern unsere Suche in größerer Schrift!

TIPP: über den Zurück-Button Ihres Browsers kommen Sie erneut zur Suche.




Aviva-Berlin.de

Versatel






 



AVIVA-BERLIN.de im Oktober 2017 - Beitrag vom 09.05.2013

Me siento afortunada de no haber vivido el machismo - entrevista con Amparo Sánchez. Concierto: 10 de mayo de 2013, Grüner Salon
Julia Lorenz

La "reina del mestizaje" de Andalucía habla sobre su nuevo disco "Alma de Cantaora", el poder del noventa y nueve por ciento, abuelos zapatistas y explica por qué los indígenas salvarán el mundo.



El viaje musical de la cantante española Amparo Sánchez le ha llevado de Tucson y Habana, las estaciones de su último disco, a México. De allí no sólo trajo mucha calma que caracteriza a su nueva obra "Alma de Cantaora", sino también los ritmos de los indígenas: con el apoyo de la voz de la abuela Margarita, una chamana mexicana, Amparo ha descubierto un sound que marca un nuevo comienzo después de la época con su ex-grupo Amparanoia. Para su carrera en solitario, Amparo deja las guitarras eléctricas en el sótano, pero no obstante, ni siquiera piensa en callarse: aparte de su compromiso político en su país de origen, ha viajado a América Latina para visitar la comunidad zapatista. AVIVA-Berlin habló con ella sobre nuevas influencias, encuentros inesperados y crecimiento personal.

AVIVA-Berlin: Amparo Sánchez, de momento estás de gira en Europa para presentar tu nuevo disco "Alma de Cantaora", que salió en noviembre 2012. ¿Cuál es la historia detrás de este título espiritual?
Amparo Sánchez: "Alma de Cantaora" es una definición de mí misma, expresa como yo me siento. Me siento cantaora, es un sentimiento, algo que quiero transmitir a través de las canciones. Creo que eso se diferencia un poco del concepto de cantante. No me considero una cantante. Creo que todo sale de la alma, y que son mis mensajes y sentimientos que quiero compartir, que me ayudan a mí, que ayudan también a otras personas.

AVIVA-Berlin: Pensando en tiempos más salvajes con tu grupo Amparanoia, tu estilo musical ha cambiado mucho. ¿Cómo explicarías este cambio a favor de un sound más acústico?
Amparo Sánchez: Llegó en un momento en el que comencé a componer canciones de otra manera. Sientes que hay otra manera de expresarte, y también quieres que la gente venga a tus conciertos de otra manera. Ahora también podemos bailar y cantar al final del concierto, pero lo que se presenta es mucho más íntimo, más personal. Mi idea es tocar el corazón; incluso hay gente que llora en algunas canciones. Pienso que es bueno, porque yo pongo todos mis sentimientos en ellas, y si eso llega a la gente de alguna manera, te toqua, te despierta, te mueve. Entonces sentí que había llegado el momento de empezar a contar la historia de otra manera. También venía de una etapa en la que éramos doce, catorce músicos en el escenario, y mucha gente viajando. Y de pronto, en esta nueva, puedo empezar con una guitarra, sólo con un músico que me acompañe. De alguna manera, he ganado la libertad que necesitaba: libertad de movimiento, de expresión. Sobre todo en este último álbum, me di cuenta de que las canciones llegaban directas, con una o con dos guitarras. Entonces pensé: "bueno, este álbum no va a estar tan lleno de instrumentos y de sonidos como los otros." Quiero...calma, quiero que la gente lo escuche y sienta esa calma, y sienta esa ambientación íntima que quería lograr con el album.

AVIVA-Berlin: Tu grupo Amparanoia jugaba un papel importante en el entorno musical del mestizaje, que es famoso por mezclar ritmos españoles y latinoamericanos con ska, punk y reggae. Siempre has sido una de las pocas mujeres famosas dentro de este movimiento musical, por la cual mucha gente te llama "La reina del mestizaje". ¿Cómo una se siente trabajando en un ámbito tan dominado por los hombres?
Amparo Sánchez: Siempre me he sentido afortunada de estar en un mundo de hombres donde me he sentido respeteda, donde no he vivido machismo ni nada parecido, todo lo contrario. Somos muy pocas las mujeres que nos dedicamos a la música, vivimos rodeadas en una mayoría de hombres, pero en mi caso, los hombres han sabido ver en mí una hermana, una compañera. Tengo muy buenos amigos dentro del mundo de la música que me han apoyado desde el principio, que siguen apoyándome, que siguen dándome ánimo, aliento.

AVIVA-Berlin: Manu Chao es uno de tus fans más conocidos, la canción "Muchacho" en tu nuevo disco es producto de una sesión con Calexico y "Free Day" representa el resultado de la colaboración con Howe Gelb de Giant Sand. ¿Cómo influye el contacto con músic@s tan diferentes en tu trabajo y cómo os influís el uno al otro/la una a la otra?
Amparo Sánchez: Yo creo que cuando te encuentras con músicos, de alguna manera te alimentas, el uno se alimenta del otro. Cuando conocí a Manu Chao, él estaba preparando su álbum "Clandestino". Era en Madrid en el año 1995 y yo viví toda esa época muy de cerca, mientras grababa mi primer disco, "El Poder de Machín" con Amparanoia. Manu quizá encontró en mí una manera especial de mezclar estilos o de salir al escenario que a él le pudo alimentar. Que fuera mi padrino en ese primer álbum fue muy importante porque mucha gente se acercó a mí para saber quién era, porque Manu apareció en mi disco. Entonces, creo que nos alimentamos mutualmente. En el caso de Calexico también: ellos tienen su punto mexicano, su punto de frontera, pero quizá conmigo han experimentado más el punto latino. Venían basicamente de la música indie, y seguro que ahora yo tengo algo de ellos también. El caso de Howe Gelb fue un encuentro muy bonito, porque no lo esperaba. Él estaba en Tucson, y cuando fui allí a grabar con Calexico, nos conocimos por casualidad. Lo vi como un regalo de la vida, es un gran maestro. La verdad es que Howe tiene una creatividad y un talento sobrenatural, yo aprendí mucho de él. No sé si el también de mí, pero fue un encuentro muy bonito a nivel artístico entre nosotros dos; sigo soñando con hacer más cosas algún día. Lo bueno es que siempre me quedan ganas de volver a colaborar con todos con cuantos he colaborado, de volver a encontrarnos. Y aparte de lo musical hay una amistad; en el caso de Manu, ya casi veinte años. Somos familia practicamente. Pero también con Calexico, con Howe... Son las sorpresas de la vida. Regalos de la vida.

AVIVA-Berlin: El compromiso político caracteriza tu música. ¿Dirías que haces música protesta?
Amparo Sánchez: Pues no lo sé...sí que hay canciones que están claramente destinadas a una denuncia, desde el principio de mi carrera. Esto es cierto. Pero también canto mucho a la revolución individual, a la revolución personal, al crecimiento interior. Crecer, perdonarse, vivir el presente, estar en el ahora, ser concientes de lo maravillo que estar aquí, en la vida... son temas que me interesan mucho y están dentro de mis canciones. Pero sí hay un componente de protesta. Sobre todo, son los colectivos y las asociaciones que trabajan por los derechos humanos los que vienen a buscarme para preguntar por CDs o conciertos solidarios. Me doy cuenta por el tipo de público que tengo, pero no lo veo como mi motivación. Forma parte de mí, y hay veces esa denuncia, esa protesta, sale en forma de canción, pero creo que soy más una cantante de sentimientos, de aprendizaje y de crecimiento. Creo. No sé.

AVIVA-Berlin: ¿Entonces crees que lo privado también es político?
Amparo Sánchez: En mi caso sí. La única experiencia que puedo contar es la mía, cómo veo yo el mundo, y eso sí que está en mis canciones. La injusticia nunca me ha gustado y nunca me gustará. Siempre estaré a favor de quienes trabajan por los derechos humanos, por solidaridad y por un mundo justo, y nunca voy a estar de la parte que explota, que miente; de los corruptos.

AVIVA-Berlin: En la canción "La cuenta atrás" del nuevo disco dices "La mirada indiferente deja las puertas abiertas". ¿Qué quieres decir con ello?
Amparo Sánchez: Si miramos con indiferencia los problemas, - por ejemplo los problemas económicos, culturales y sociales en España -, es que estamos dormidos. No podemos dejar la mirada indiferente, tenemos que fijarla a los problemas. Y está claro que el poderoso tiene la puerta abierta para hacer lo que quiera. Creo que, como pueblo, tenemos que tener una mirada más crítica antes las cosas que van pasando, e intentar que de alguna manera, lleguen al parlamento nuestras voces en contra de lo que estimamos que no es justo para nosotros.

AVIVA-Berlin: La juventud en España, tu país de origen, parece más politizada que nunca, y tú también estás solidarizada con el movimiento "Indignados". ¿Por qué estás indignada?
Amparo Sánchez: Estamos todos muy indignados en mi país, porque el gobierno nos miente, porque hay corrupción, muchos casos escandolosos de prevaricación, de abuso de poder contra el pueblo por parte de las bancas y del gobierno. Realmente es muy alarmante, muy triste. Ahora mismo, creo que “Indignados” estamos el 99 por ciento de la población española.

AVIVA-Berlin: ¿Crees en la lucha contra la injusticia en la calle? ¿Estuviste en la huelga general en noviembre del año pasado?
Amparo Sánchez: Sí, yo estaba en la huelga en Barcelona. Es la única manera que tenemos: salir a la calle y decir lo que pensamos. De momento estamos viviendo mucha represión y mucha criminalización de la gente que va a la huelga, pero es un derecho que tenemos. Y hay que demostrar que es nuestro derecho para que la gente que está en el poder se dé cuenta de que el pueblo no es tonto y que queremos igualdad y justicia.

AVIVA-Berlin: Tu nueva canción-protesta "La flor de la palabra" está basada en un texto del Subcomandante Marcos, portavoz del EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional). ¿Cómo fue el encuentro con él?
Amparo Sánchez: La verdad es que el verdadero zapatismo es … el niño de seis años que viene a verte y que dice "yo respeto a la naturaleza porque es mi madre, y la cuido y la valoro", o las mujeres que preparan las tortillas de maíz. En realidad, el zapatismo no es una persona. Existe la imagen de que Marcos es el zapatismo porque el humano necesita un líder, una figura, pero eso no es la idea del movimiento. Zapatistas son los que viven como zapatistas, se autogobiernan en sus comunidades, respetan a la naturaleza, son solidarios con sus hermanos indígenas aunque no sean zapatistas… A Marcos le tocó en un momento ser el vocero, porque entre los idígenas que formaban la comandancia, muchos no hablaban castellano, sino su propia lengua. Entonces, puso su voz al movimiento, y ahora la gente lo tiene idealizado como si fuera de verdad el líder. Cuando estás viviendo allí en una semana, vives lo que es el zapatismo, y eso es el regalo más precioso que te llevas para compartir con los demás. Conocí a muchas personas allí en las comunidades pero para mí, conocer a la gente fue mucho más fuerte que los encuentros con las caras más mediáticas del zapatismo. Encontré a un viejito que me dijo: "Mira, este árbol tiene 200 años. Yo moriré, pero este árbol puede que vea la revolución en la que nosotros estamos trabajando." Para mí, el zapatismo son ellos, los indígenas. De hecho, los zapatistas no tienen rostro, ellos ocultaron su rostro para que el mundo los mirara. No hay rostro del movimiento: el zapatismo son todos.

AVIVA-Berlin: En entrevistas anteriores ya dijiste que te identificas mucho con el movimiento zapatista. ¿Cómo es que sientes tanta solidaridad con América Latina?
Amparo Sánchez: Tengo una conexión muy fuerte, invisible, y ahora ya visible con América Latina. Siempre me gustó mucho la literatura, sobre todo la mexicana y la cubana. México me atrae incluso más, por la cultura, la pintura, el cine, la música. Es una cultura que me inspira, me hace sentir como si hubiese vivido allí antes. Me siento como si estuviera en mi casa cuando estoy en México. El indígena es alguién que no te habla nunca directamente, siempre da muchísimas vueltas para decirte lo que quiere decir, pero eso es lo apasionante del aprendizaje. Todo lo que rodea a lo que te quieren decir, es aun más importante que aquello que te quieren decir. Y eso me fascina. La capacidad que tienen, su forma de expresión, los colores, la relación con la muerte, con la naturaleza...México realmente es un país al que admiro y adoro mucho. En el resto de América Latina también encuentro muchos puntos en común, en Argentina, en Uruguay, en Chile, en Paraguay o en Colombia. Los españoles fuimos para allá, y de alguna manera somos familia del pueblo latinoamericano. Tenemos esos puntos de unión. Sería más raro que sintiera lo mismo con Nueva Zelanda. Creo que las culturas tienen algo que te atrapan y cuando más aprendes y más descubres acerca de ella, más te enamoras. En este último álbum, por ejemplo, la voz que abre es la de la abuela Margarita, que vive en una comunidad indígena de Guadalajara. Es un ser maravilloso, por el que siento pura, por lo que transmite y por su sencillez, tan necesaria en este mundo caótico. Aprecia todo lo sencillo, lo pequeño, lo cotidiano; en nuestra cultura, se olvida eso. Y yo aprecio mucho la cultura indígena, de hecho creo que serán los salvadores de este mundo.

AVIVA-Berlin: Amparo, ¿qué planes tienes para el futuro? ¿Tienes ya nuevas ideas o estás planificando nuevos proyectos?
Amparo Sánchez: Claro. Acabé "Alma de Cantaora" en mayo del 2012. Ya pasó un año y, por supuesto, he escrito canciones durante ese tiempo. De momento estoy empezando a reunir todo, porque tengo canciones en el teléfono, en libretas, en servilletas, dentro de un libro...Ahora quiero trabajar y grabar, antes de que acabe el año, diez o doce canciones nuevas. Me gusta mucho el estudio y enseñar mi nuevo material. Está bien que la gente cante las canciones conmigo, pero me gusta también el componente sorpresa, de que de pronto haya algo que no esperen. Se trata también de compartir el momento actual: de creatividad, de nivel personal, de cumplir años, que es una experiencia maravillosa. La verdad es que siento mucho deseo de comunicarme con mujeres de mi edad y también con las más jóvenes. Necesitamos sacar nuestra fuerza, creer que todo que queremos hacer es posible. Siento que tengo esta misión, es mi tarea. Y siempre deseo compartirla.

AVIVA-Berlin: Amparo Sánchez, muchas gracias por la entrevista.

Aquí encontráis la versión alemana de la entrevista.

Dont´t miss: Amparo Sánchez in concert!
Viernes, 10 de mayo de 2013, 21:00
Lugar del ecto: Grüner Salon, Volksbühne
Rosa-Luxemburg-Platz 2
10178 Berlin
Billetes: 22,40 Euro, Hotline: 030-61101313
www.gruener-salon.de

Más información sobre Amparo Sánchez:
www.amparosanchez.info

Sigue leyendo en AVIVA-Berlin:

Amparo Sanchez - Tucson-Habana

Amparanoia - Seguire caMinando

Interviews Beitrag vom 09.05.2013 Julia Lorenz 

   




   © AVIVA-Berlin 2017  
zum Seitenanfang suche sitemap impressum home Seite weiterempfehlenSeite drucken